Sebastián Guarín, colombiano de Antioquia, entusiasta de las cripto monedas desde 2011 y criptotrader, fundador de un criptostartup de marihuana medicinal, compartió su experiencia poco agradable sobre cómo le robaron 1 ETH al momento de transferir fondos desde Bittrex a Binance.

El robo

Quería aprovechar la controversia que había entre Poloniex y Binance. Primero envié 0.6ETH a Poloniex desde mi cuenta de Bittrex. Luego creé una cuenta en Binance y traté de enviar otro ETH a esa cuenta.

Entonces, copie y pegue la dirección tanto en Poloniex como en Binance para hacer los respectivos envíos. Las criptomonedas de Poloniex me llegaron en perfectas condiciones y en Binance no me llegaba. Me preocupé y me puse a leer las condiciones de Binance con más atención. Decía que necesitaba más confirmaciones y ese día descanse. Pero al otro día aún no había llegado, y el tercer día me distraje, a la noche pensé: “algo tuvo que haber pasado.”

Me puse a revisar todo historial de transacciones de nuevo. Encuentro, que al momento de poner la dirección de Ethereum que me proporcionó Bittrex, se habían cambiado de lugar 2 dígitos de mi cuenta. Yo tomo las medidas de seguridad a la hora de hacer una transacción: Siempre leo la dirección que copio y pego y verifico que sí sea la misma que te dan. Parecía que todo tenía sentido. La cuenta falsa era casi idéntica y a simple vista no registré cambio de lugar de esos dos dígitos. Yo simplemente le di en aceptar y enviar Ethereum a la dirección que era prácticamente igual a la mía.

La dirección falsa que es casi idéntica a la original

Soporte

Cuando pude concluir que mi Ethereum nunca llegaría, inmediatamente me puse en contacto con el soporte técnico de Bittrex. Les escribí un correo diciendo que no entendía por qué habían cambiado mi dirección sí yo había puesto copy & paste. Me respondieron inmediatamente el correo del ticket recién formulado y después me hablaron diciendo que lo único que habían visto es que el ETH se había enviado y yo había confirmado. ¿Qué más podía yo hacer? En ningún momento mencionaron el cambio de dirección.

Solo me respondieron una vez diciendo que ya ellos tomaron una decisión, y me comunicaron que lo único que ellos vieron es que yo perdí un Ethereum. Soporte técnico no hizo nada por mí. El soporte técnico de Bittrex fue muy pobre, y es un exchange al que le perdí la confianza.

¿Hackeo o error?

Realmente creo que el problema fue un hackeo, sin desechar la posibilidad de que sea que el computador que usé tenía un malware. Esto me causa dudas, ya que primero envíe a un exchange y estaba todo bien, y luego envié al otro.

Días más tarde intenté hacer otra transacción y me di cuenta de que cuando le doy al clickboard a copiar, allí me alteran la dirección, pero sí subrayo primero con el mouse aplicando ctrl+C lo que voy a copiar entonces no me altera la dirección. Esa sería una recomendación, no confiar en el clickboard de las páginas, la primera vez me pasó con Binance y la segunda con LocalBitcoin.

Cómo protegerse

Esta historia me enseñó que hay que tener más cuidado. ¿Qué voy a hacer desde ahora?:

  • Aprenderme de memoria mis direcciones
  • Repasar cada dirección al momento de hacer un envío y chequear dígito por dígito. No solamente unos primeros y últimos dígitos, como la gente hace usualmente.
  • Mantener las claves privadas de todas sus billeteras y siempre bajo control propio, y aunque conserven las cuentas en los distintos exchanges, depositar hacer aquellos movimientos que considere si enviarlo al portafolio y retirarlo siempre a billeteras en frío donde yo tenga el control y luego revisar cada transacción que vaya a realizar letra por letra, porque tan sencillo lo hicieron que a simple vista fue imperceptible.
  • No confiar en el clickboard de las páginas. Subrayar con el mouse aplicando ctrl+C

¿Cómo evitar sentirse mal si te roban?

Me fue imposible sentirme mal, lo único que hay que hacer es apreciar el valor de la experiencia.

Perder es ganar un poco”

Francisco Maturana – Técnico de fútbol colombiano.

Y perder ese ethereum simplemente me hizo abrir los ojos y ahora repaso con mucha más precisión cada dirección a la que vaya a enviar, porque los cambios son casi imperceptibles de verdad, fue solo un ethereum, más 700 dólares es una pérdida, pero, imagínate que sea un bitcoin a veinte mil dólares o que sean 15 ETH a dos mil dólares, ¿Cuánto es? Es tanto dinero que uno no puede soportar la pérdida, menos para uno que es todavía un pequeño un pequeño cetáceo. Así fue como lo evité, pensando en que por lo menos fue un solo ethereum.

 

Este relato, escrito originalmente para Criptoteca, fue autorizado y cedido a Dct2 a través de Sasha Ivanova, colaboradora regular de este espacio. Si deseas aportar con historias y contenido propio puedes enviarnos tu material a hola@DCT2.cl

Start typing and press Enter to search