El denominado “Team Satoshi”, un grupo de deportistas dedicados a crear conciencia acerca del uso de bitcoin a través de la organización de eventos privados de competición, convocó para este viernes 6 de septiembre a una carrera en memoria del informático y bachiller en ciencias, Hal Finney, quien tuviera un rol fundamental en el desarrollo de la red Bitcoin.

Hal Finney fue nada menos que la primera persona en ejecutar el software de Bitcoin después de Satoshi Nakamoto, experiencia que él mismo relata en su conocido artículo “Bitcoin y yo” publicado en el foro de BitcoinTalk en marzo de 2013. Un relato breve, que, sin embargo, aporta una serie de interesantes detalles vinculados a las etapas iniciales de la primera criptomoneda.

Finney, tal como él mismo relata, colaboró con Nakamoto, detectando y reparando errores desde el primer lanzamiento del software. Recibió del mismo Satoshi la primera transacción de bitcoin por un monto de 10 btc. Minó en CPU, en una red cuya dificultad era 1 y decidió detenerse cuando su computadora “se calentó” y el ruido del ventilador “empezó a molestarle”.

Supo nuevamente de bitcoin un par de años después, cuando se enteró de que el criptoactivo tenía un valor monetario; fue entonces que recuperó su monedero y transfirió sus btc a una billetera fría, con la esperanza de convertirlos en un legado con “algo” de valor, para sus herederos.

Resulta también interesante su mención al esceptiscimo con que fue recibido el anuncio de bitcoin entre la comunidad de informáticos, afirmando que “las barbas grises criptográficas tienden a volverse cínicas”. Pero su idealismo y su encanto por “la criptografía, el misterio y su paradoja”, hizo que Finney lo recibiera con un particular entusiasmo, pasando a convertirse por ello, en uno de los personajes más relevantes en la historia fundacional de la Red.

Fotografía de Hal Finney en formato collage

Pero el evento del Team Satoshi, #RunForHalFin, no solo recoge este aspecto fundamental de la personalidad de Finney, sino que también su afición a participar de medias maratones, siendo la fecha de su última carrera el día 6 de septiembre de 2009.

El mismo año, en el mes de agosto, Hal Finney fue diagnosticado con ELA (esclerosis lateral amiotrófica), una enfermedad neurodegenerativa progresiva, padecida también por el célebre físico Stephen Hawking y que lo dejó gradualmente paralizado. Sin embargo, a través de un puntero cefálico, siguió trabajando en su computador y llegó a desarrollar un programa que le permitía ajustar la posición de su silla de ruedas mediante movimiento ocular.

Finney murió el 28 de agosto de 2018 y de acuerdo a su deseo, su cuerpo fue entregado a la Fundación Alcor, organismo dedicado a la criopreservación, conviertiéndose en su paciente número 128. El financiamiento fue realizado a través de un seguro de vida y de la donación de bitcoin por parte de sus admiradores.

 

Start typing and press Enter to search